febrero 05, 2008

PALABRAS DICHAS 1 SEGUNDO ANTES DE MORIR.

En la bitácora también quedan registradas ciertas pendejadas fruto de los brain stormings entre creativos en una agencia de publicidad. Entre comercial y comercial se llega a hablar de las cosas más incongruentes. Esta lista es fruto de una de esas reuniones: Frases que adquieren todo su sentido y dramatismo sólo al saber que fueron dichas un segundo antes de morir. Que las difruten.

No, yo no pedí sushi.
…huele como a gas.
¡Quítamelo, quítamelo!
…de do, piringué. ¡Corto el azul!
Sí, sí, hoy ya me siento mejor.
No pica, ¿verdad?
No te preocupes, si ya comió no ataca.
No, por favor, no me sueltes.
Salta ya, sí aguanta a dos.
¿Lo trajiste?¿Trajiste el antídoto?
Algo me rozó el pié.
Jálale, no está cargada.
¡Nos rendimos!
Dime que me voy a salvar.
Prende el cerillo que no veo nada.
¿Y esa máscara de Jason por qué?
Nos salvamos, llegó la policía.
Cuando es un infarto…¿Duele el brazo derecho o izquierdo?
Alguien está sangrando aquí.
Síganme. Creo que por aquí es la salida.
Si aceleras, pasas.
De un brinco llego.
NO-TE-MUEVAS.
Debajo del marco no te pasa nada.
Le doy la billetera pero no me haga daño.
¿Estos dos cables de qué son?
¡Bájate cabrón!
Juan. ¿Qué haces aquí a esta hora?
Publicar un comentario