mayo 01, 2009

A(H1N1).


El hombre me habló en la desierta Avenida Insurgentes, el primero de mayo. Simplemente se acercó y empezó a hablar. Sombrero, lentes y traje oscuros.
- Piénselo.
Frente a nosotros un cine (18 salas) cerrado a las 5 de la tarde.
- Una mutación del virus de la influenza. Una mutación que se creó en un cerdo, pero los cerdos no tienen nada que ver con el contagio. Es porcina, pero no hay que temer de los cerdos sino de la gente. ¿Cómo saltó si ninguno de los afectados estuvo en criaderos?¿Cómo le llegó al primer enfermo?
Yo no tenía nada que decir.
- Por otro lado, si un virus así mata unos cuántos millones de personas en varios países es probable que los números de desempleo bajen ¿no? Menos trabajadores, más puestos.
No dije nada, pero sí que pensaba. En mi mente decía: Bueno, un poco jalado, ¿no?
- ¿Le parece exagerado? Pero dígame: ¿Por qué no le da a niños ni a ancianos? ¿No son los más débiles?¿No está atacando a la población laboralmente activa?¿Tiene sentido que este virus mate primero a un tipo de 30 años, joven y fuerte, antes que a un niño de 8 meses o a un anciano de 78?
Coño con el tipo. Eso no puedo rebatirlo.
- Unos meses de terror, todo cerrado, oficinas desiertas, muertos, congelación económica. Al terminar y volver a arrancar el sistema, todos sentirán una reactivación que nunca hubiera sucedido sumidos en la crisis como tema principal del mundo desde finales del año pasado.
Eso es verdad.
- ¿Y los tapabocas? ¿Sirven o no? ¿Son un placebo para que la gente sienta que puede hacer algo por cuidarse?¿No que el virus no puede vivir sino segundos en el aire?¿Y si las aglomeraciones son tan peligrosas por qué no cierran el metro pero sí los restaurantes?¿Quieren o no que se propague?¿O sólo buscaban una excusa para hacerle un restart a la actividad económica privada?¿Quién habla ahora de la guerra contra el narcotráfico en México?¿Has leído algo de decapitados?¿De desempleo?
Coño.
- Yo trabajé 32 años en una compañía de RRPP especializada en manejo de crisis. No voy a decir que esto se hiciera cotidianamente, pero ví estudios, propuestas.
- ¿Usted está diciendo que no son elucubraciones?¿Usted quiere decir que tiene pruebas de que lo que está diciendo?
- Yo no estoy diciendo nada. De hecho a usted ni lo conozco. Yo sólo caminaba por aquí. Ya todos están paranóicos, en todo ven un complot. Buenas tardes.
Y se fue el muy cabrón. Tan tranquilo y sin tapabocas.
Publicar un comentario